De cómo ni las ONGs respetan la libertad del usuario.

15/02/2011

La base de una argumentación sólida es la información que uno tiene respecto al tema que está tratando. Si el interlocutor conoce muchos datos sobre ello, le será más fácil argumentar a su favor. Pero hay otro elemento que es casi tan importante como la tenencia de datos, y es la congruencia.

Resulta que WWF, la ONG ecologista, ha creado una web llamada Hora del planeta, donde se promociona la campaña de apagar las luces de las ciudades durante una hora para luchar contra el cambio climático. No vamos a hablar del contenido de la web ni de la idea subyacente, sino de las formas.

Hace poco ocurrió lo siguiente:

Alexis PM (uno de los organizadores del Flisol español), miembro de esa ONG fue animado a comentar o criticar la nueva web. Los administradores y creadores querían saber si el diseño había resultado acertado. Este usuario realizó comentarios de acuerdo a su opinión personal. Opinión, por otro lado, bastante cualificada he de decir. Las conclusiones fueron muy sencillas. El sitio en sí estaba bien, pero la manera de realizarlo no.

Esa web como podéis comprobar, está hecha con Flash, formato privativo propiedad de una empresa privada. La crítica se basa en los siguientes puntos:

1. Discrimina a los usuarios de software libre que eligen no usar formatos privativos

2. Discrimina a los usuarios que no tienen un ancho de banda suficiente para ver la página correctamente

3. La tecnología utilizada no es libre.

Esta persona fue criticada por el Director el Departamento de WWF España, el cual incluso llegó a sugerir que no debería ser miembro de esta ONG.

Bien, WWF es perfectamente libre de elegir los formatos que considera más apropiados, pero tratándose de una Organización No Gubernamental que se supone defiende una postura ecologista y a favor de los derechos de las personas, esta decisión no cuadra.

Además, esta misma ONG, está apoyando el formato WWF (un PDF que no puede ser imprimido), el cual tiene DRM. El cuál, hay que decir, que fue desarrollado primero para Mac y Windows.

Siguiendo el hilo de lo que comentaba en la entradilla. Hay que ser congruente, de manera que nuestras palabras estén acordes con nuestros actos.

Por ejemplo, es incongruente editar un panfleto comunista utilizando Word, programa perteneciente a una empresa profundamente integrada en el sistema capitalista. Esto ha pasado, y sigue pasando, por ignorancia o por dejadez.

WWF no ha tenido en cuenta a muchos usuarios, que por razones éticas en su mayoría, han optado por ser más libres, utilizando un tipo de software que permite al usuario ser dueño de sus contenidos y de sus aplicaciones.

El camino recorrido hasta llegar a la meta, es tan importante como la meta misma. Al igual que un deportista que gana una carrera entrenando, tiene más valor que otro que usa sustancias para mejorar el rendimiento.

Cuando defiendas una posición es imperativo que tus actos se correspondan con tus palabras, de otra manera, esa persona pierde credibilidad e influencia. Bien por caer en una contradicción consciente (con lo que se convierte en un hipócrita) o bien por desinformación (lo que lo convierte en un ignorante, que en ocasiones es peor).

Creemos que no se debe destruir ni a sindicatos ni a ONGs por mal que lo hagan, pero hay que separar el grano de la paja. Dar caña para pulir nuestras herramientas de defensa en lugar de ceder a la intención del poder, que es que perdamos la confianza en ellas y quedemos a su merced.

Klomiz y Pragmart.

Fuente: Pillate un Linux.


La privatización del ISBN. ¿Un asunto menor?

01/01/2011

Al margen de las consideraciones políticas que se puedan hacer respecto a la opción de privatizar los diferentes servicios, el proceso del tránsito de lo público a lo privado casi siempre trae incorporado algunos inconvenientes sea cual sea el sector del que se trate.

Uno de los grandes problemas que se le asocia a estos cambios es, cada vez más, la falta de transparencia y de consenso que suelen traer consigo, junto al nulo respeto a la opinión del ciudadano, que a la larga va a ser el que puede sufrir los inconvenientes del nuevo modelo y que no en pocas ocasiones se siente totalmente desinformado y sin ninguna capacidad para reclamar dada la entrada en escena de la empresa particular.

En esta ocasión le ha tocado el turno al ISBN (International Standard Book Number), número identificador que tiene cada libro y que hace exactamente una semana, el 23 de diciembre, tal y como publicó el BOE en agosto, ha pasado a ser controlado y expedido por los editores españoles por medio de Federación de Gremios de Editores de España (FGEE). Así, el Ministerio de Cultura, hasta el momento su encargado, ha dejado de serlo.

No ha sido una operación demasiado publicitada en los medios de comunicación y así explicada puede parecer que no supone un gran perjuicio a la persona de a pie, pero hay varios detalles en los que hay que detenerse para entender de qué manera puede repercutir, aun siendo un misterio el modo en que la nueva institución va a llevar a cabo sus nuevas competencias. Basándonos en experiencias pasadas no resulta muy esperanzador desconocer los pasos y medidas concretas que se van a tomar.

El citado número resulta primordial para que cualquier libro o documento sea considerado oficial, lo que le supone estar sujeto a los derechos de propiedad y por ejemplo tener la posibilidad de ponerse a la venta. Significa por lo tanto que es imposible prescindir de él. Hasta el momento conseguir esta referencia no costaba dinero, simplemente era necesario solicitarlo. Hablar del coste que tendrá a partir de este momento es difícil porque no se ha hecho oficial tarifa alguna. Se ha hablado de que podría costar 3 euros por cada “manuscrito” y que abría que solicitarlo en “packs” de 10, lo que supondrían 30 euros. Las partes interesadas se han apresurado en comunicar que en muchos países de Europa solicitar este número ya es de pago, y en cantidades mayores. Lo que si parece confirmado es que contra mayor sea la solicitud más barata saldrá, al igual que sucede con cualquier otro artículo de consumo, contra más se compra más rentable sale el lote.

De este hecho se deduce que aunque la cantidad a pagar no es fija todavía es obvio que habrá un coste. Desde el propio gremio de editores se ha expresado que uno de los objetivos claros es descender el número de solicitudes y que se refleje con más exactitud la creación literaria del estado, así que ese pago hará la labor de criba.

Lo que a nadie se le escapa tampoco es la posibilidad de que al aumentar el coste de uno de los pasos intermedios a la hora de realizar un producto , suele tenderse a incrementar el precio final. Además el hecho de poder solicitarlo de una forma, llamémosle, al por mayor, y con un precio más reducido será un acicate para las grandes empresas capaces de hacerlo pero un retroceso para las pequeñas y no digamos para las autoediciones, que se mire por donde se mire saldrán perjudicadas. Respecto a los cada vez más habituales formatos digitales tampoco se salvarán de tener que pasar por taquilla para poseer el ISBN. En este caso, además, tendrán que pagar por cada soporte diferente (PDF, EPub, etc…), lo que significará un escollo importante para la auto publicación al margen de la tradicional industria librera.

Otro punto que resulta un enigma es lo que sucederá respecto al archivo y al registro de las publicaciones. Hasta ahora de dominio público y gratuito, dentro de un año dejará de ser así y no se sabe con certeza en qué situación quedará, sólo que también pasará a manos de los editores. No es descartable que tal y como sucede en otros lugares esa acción quede limitada a los sectores profesionales y los particulares deberán pagar por las consultas.

La cultura es un término que en los últimos años ha estado en boca continuamente de los diferentes políticos. Vistas sus decisiones y sus leyes da la sensación de que su interés se ha centrado en cada vez convertirla de manera más definitiva en un artículo de consumo más y sobre todo defender e intentar apuntalar una industria tradicional que tarde o temprano tendrá que buscar soluciones reales.

El trasvase del ISBN a manos privadas no es más que un nuevo caso que sirve para demostrar que el camino sigue estando alejado de crear una red cultural verdaderamente democrática, es decir, accesible, tanto para su elaboración como para su disfrute, a todo el mundo por igual. Sin tener certeza de cómo se desarrollará dicho cambio sí parece claro que el perjudicado no será precisamente la gran industria librera para la que el desembolso no supondrá un problema, cosa que no se puede decir de otras formas de edición alternativas.

Kepa Arbizu.


Anonymous: protestas contra el Gran Hermano.

24/12/2010

Las acciones contra MasterCard y Amazon no son hacking. Se trata de gente que busca una forma de protestar en un espacio digital.

Las protestas en la red de Anonymous en apoyo a WikiLeaks son el equivalente en internet de una manifestación multitudinaria. Es un error denominarlas hacking (un juego de inteligencia y habilidad) o cracking (penetrar sistemas de seguridad). El programa LOIC que está utilizando Anonymous viene ya preparado de manera que no hace falta saber de informática para ponerlo en marcha, y no rompe ningún sistema de seguridad informática. Los manifestantes no han intentado hacerse con el control de la web de Amazon ni extraer ningún dato de MasterCard. Entran por la puerta principal y eso hace que las webs atacadas no puedan abarcar tanto volumen.

Tampoco se puede denominar a estas protestas como ataques distribuidos de denegación de servicio (DDoS). Un ataque DDoS se hace con miles de ordenadores “zombie”. Normalmente, alguien trata de romper la seguridad de esos ordenadores (a menudo con un virus) y se hace con el control remoto de las máquinas, después las monta en una red controlada para que obedezcan sus órdenes (en este caso, sobrecargar un servidor). Los ordenadores de la protestas de Anonymous no son zombies; la idea es que están operadas de manera individual.

No. Es mucho más correcto compararlo con la multitud que se agolpó la semana pasada en las tiendas de Topshop. No acudieron a las tiendas para llevarse nada, pero le dieron un quebradero de cabeza a su propietario, Philip Green. No me gustaría mucho que mi tienda (si tuviera una) fuera objeto de una protesta multitudinaria. A Amazon y MasterCard tampoco les gusta y seguramente sus clientes se enfadaron. Los que trataron de entrar a comprar algo en las tiendas de Topshop el día de la protesta seguramente se enfadaron también.

Internet no puede funcionar si hay multitudes que bloquean las webs, de igual manera que una ciudad no puede funcionar si sus calles están siempre llenas de manifestantes. Pero antes de precipitarse a pedir que castiguen a los que llevan a cabo estas protestas en la red, hay que plantearse por qué protestan: en internet, los usuarios no tienen derechos. Como ha demostrado el caso de WikiLeaks. Lo que hacemos en la red, lo hacemos mientras nos lo permiten.

En el mundo físico, tenemos derecho a imprimir y vender libros. Si alguien quiere impedirlo, tiene que acudir a los tribunales. Se trata de un derecho frágil en el Reino Unido (debido a la figura legal de la censura preventiva ordenada por un juez), pero al menos existe el derecho. Sin embargo, para montar una web necesitamos adquirir un dominio a una empresa, un proveedor de servicios de internet y a menudo una compañía de hosting; todas ellas pueden recibir presiones para cerrar nuestra web. En Estados Unidos, ninguna ley regula esta situación precaria. Es más, existen contratos que estipulan que hemos autorizado a estas empresas a funcionar de esta manera como algo habitual. Es como si todos viviéramos en habitaciones alquiladas y los dueños pudieran desahuciarnos en cualquier momento.

El acto de leer en el mundo virtual también se realiza sin un respaldo de derechos. En el mundo físico, puedes comprar un libro con dinero y es tuyo. Tienes libertad para darlo, prestarlo o venderlo a alguien. También tienes la libertad de quedártelo. Sin embargo, en el mundo virtual, los e-readers tienen grilletes digitales que te impiden dar, prestar o vender un libro, y hay licencias que lo prohíben. El año pasado, Amazon utilizó la puerta trasera de su e-reader para borrar remotamente miles de copias de 1984, de George Orwell. Han privatizado el Ministerio de la Verdad.

En el mundo físico, tenemos derecho a pagar con dinero y recibir dinero, incluso de manera anónima. En internet, sólo podemos recibir dinero con organizaciones como PayPal y MasterCard, y el “estado de seguridad” rastrea los pagos realizados minuciosamente. Leyes que anulan la presunción de inocencia como la “Digital Economy Act” amplían este modelo de precariedad a la conectividad en internet. Lo que haces en tu ordenador también lo controlan otros, con software que no es libre. Los sistemas de Microsoft y Apple introducen grilletes digitales, características diseñadas específicamente para limitar a los usuarios. El uso continuado de un programa también es precario: Apple le puso una puerta trasera al iPhone para borrar de manera remota aplicaciones instaladas y también Windows permitía a Microsoft instalar cambios en el software sin solicitar permiso.

Inicié el movimiento del software libre para sustituir el software no libre que controla al usuario por software libre que respecta la libertad. Con el software libre al menos podemos controlar lo que el software hace en nuestros ordenadores.

En la actualidad Estados Unidos es un nodo de poder de intereses empresariales. Como tiene que dar la apariencia de que está al servicio del pueblo, teme que la verdad se filtre. De ahí sus campañas paralelas contra WikiLeaks: aplastarlo a través de la precariedad en internet y limitar formalmente la libertad de la prensa.

Los gobiernos están intentando meter en la cárcel a las personas que participan en las protestas de Anonymous en lugar de a los torturadores y asesinos oficiales. El día en el que nuestros gobiernos persigan a los criminales de guerra y nos digan la verdad, podremos decir que el control de las multitudes en internet es nuestro principal gran problema a resolver. Me encantará ver ese día.

Copyright 2010 Richard Stallman – publicado con licencia Creative Commons Attribution Noderivs

Fuente: The Guardian


Carta abierta a Alejandro Sanz.

23/12/2010

Esta mañana desayunando en el bar cercano a mi casa, he leido un artículo opinión publicado en El País escrito por Alejandro Sanz titulado: “Es la dictadura de los Señores de la Red“.

Muchas personas creemos que con la industria audiovisual, a la que perteneces, ha sido favorecida en los últimos años:

Canon digital: Para recordar, remuneración compensatoria por copia privada o canon por copia privada, es una tasa aplicada a diversos medios de grabación y cuya recaudación reciben los autores, editores, productores y artistas, asociados a alguna entidad privada de gestión de derechos de autor, en compensación por las copias que se hacen de sus trabajos en el ámbito privado.

Datos:

  • Discos compactos (CD), regrabables o no: 0,16 €/hora ó 0,002667 €/minuto.
  • Discos versátiles (DVD), regrabables o no: 0,30 €/hora ó 0,011667 €/minuto.
  • Grabadora CD/DVD: 3,40 €.
  • MP4: 3,15 €.
  • Impresora multifición laser: 10 €.

El canon es arbitrario, al no llevar el control de qué obras musicales son realmente utilizadas al repartir el dinero entre los autores y propietarios de las obras. Según los estatutos de la SGAE, ¿los has leido? El reparto se realiza de forma proporcional a la «importancia» del autor. Otras entidades de gestión adoptan criterios diferentes (difusión, audiencia, etc.).

Obviamente, canon se cobra también a quien usa CD o DVD para grabar su propia música, datos personales o material que no pertenezca a socios de las entidades de gestión (SGAE u otras entidades de gestión), por lo que muchos usuarios hemos tildado a dicha sociedad como ladrones. Los detractores del canon insistimos con frecuencia en que éste vulnera la presunción de inocencia, garantizada en la Constitución Española, ya que presume que toda persona que adquiera un soporte grabable virgen, lo utilizará para copiar material registrado. Según la legislación, es posible definir excepciones al canon para algunos usos determinados o ciertas asociaciones, aunque en la actualidad parece que nunca se ha aplicado.

El 21 de octubre de 2010, el tribunal de la Unión Europea declara ilegal la aplicación del canon digital para empresas y profesionales en España, excluyendo a los consumidores y aclarando que siempre y cuando sea para fines distintos al de la copia privada. A pesar de ello las sociedades de gestión, entre ellas la SGAE, a la que perteneces. Rechazan devolver el dinero del canon argumentando que la sentencia no tiene carácter retroactivo.

La defensa que realizas de la cultura como negocio y, por ende, de la única manera que entiendes como se puede conservar es falso. El copyright, que es el modelo que defiendes, hace que sean las corporaciones empresariales, a las que perteneces… en ambos sentidos. Tengan poder para decidir lo que vemos, escuchamos o leemos, y en que entorno lo hacemos. Los que nos oponemos apostamos por el copyleft, eres el propietario de tu obra, lo que me otorga poderes suficientes para decir que con dicha obra tú puedes hacer lo que te plazca. Puedes copiarla, difundirla, modificarla, etc.

La cultura es libre, el acceso a la cultura es libre. Estoy convencido de que la manera que defiendo y como lo hago hace que sea socialmente justa la forma de relacionarse quienes generan las obras con quienes las recibirán y porque entiendo que no puedeo conscientemente negar la posibilidad de generar obras derivadas a partir de ésta. Sin embargo para que esto ocurra es necesario que seas tu, voluntariamente, el que tome conciencia de lo injusto del sistema de copyright.

Cerrando tu artículo veo como intentas mandar una duda razonable, el presidente de la Asociación de Internautas es elegido por los asociados a dicha asociación. ¿Quién elige al Presidente de la Sociedad General de Autores y Editores? Pues entre ellos tú, ya que perteneces a dicha sociedad y supongo que eres socio. Y parafraseandote… Todos tenemos derecho al acceso a la cultura y a mí nadie me ha preguntado si quiero una Sociedad General de Autores y Editores.


¡Felicidades! La defensa de Internet no está reñida con la defensa de los derechos de los autores.

22/12/2010

¡Felicidades! La defensa de Internet no está reñida con la defensa de los derechos de los autores

Como ciudadanos, trabajadores, artistas, emprendedores, internautas que somos queremos felicitar a todo el mundo por la constante vigilancia y el trabajo paciente e informado que hemos sido capaces de hacer en estos días como sociedad civil.

Ha valido la pena.

Hemos demostrado que defender Internet, esta gran herramienta de democracia, es fundamental para que el sistema deje de estar en manos de los caprichos de los lobbies económicos.

También queremos felicitar a aquellos políticos que han sido capaces de trabajar en diálogo con los ciudadanos.

Por otra parte queremos recordar a los políticos que todavía creen poder esconderse, que los tiempos han cambiados y que Internet devuelve el control de las decisiones que se toman en su representación a los ciudadanos.

Por esto lo estamos defendiendo.

También queremos responder a los que utilizan el nombre de los “artistas” para intereses avariciosos y sin futuro. Seguro que esta minoría elitista armará mucho ruido en estos días. No les falta ni dinero, ni tiempo e Internet les estorba.

Estos no son los artistas que somos y que queremos defender, los artistas trabajadores y emprendedores, que crean la cultura viva y beneficiosa para todos.

No son Alejandro Sanz que critica la leyes de España pero el paga sus impuestos en Miami (¿a caso en España sólo quiere cobrar derechos de autor y no pagar impuestos?); o Alex de la Iglesia que, como presidente de la Academia, ha recibido a todas las elites y los lobbies pero se ha negado siempre a recibir delegaciones de artistas de a pie e internautas para escuchar sus razones; o como la coalición de creadores, donde creadores no hay ni uno, empezando por su presidente que derechos de autor no le faltan siendo Presidente en España del Consejo Asesor de T-Systems, S.A. (Grupo Deutsche Telecom), Presidente de Fincorp Mediación, S.L. (Merchant Bankers), Presidente de la Coalición de Creadores e Industrias de Contenidos Culturales y Audiovisuales, es decir la SGAE y otras de menor cuantía, Consejero de AC Hoteles, S.A. de Ericsson España, S.A. y miembro del Consejo Asesor de KPMG, del Grupo Especial de Trabajo para la Reforma del Gobierno Corporativo, por designación del Ministro de Economía y Hacienda, de la Comisión Especial de Reforma del Estatuto Básico del Empleado Público, por designación del Ministro de Administraciones Públicas o del Comité Averroes para la Relación Bilateral Hispano-Marroquí, por designación del Ministro de Asuntos Exteriores. En abril de 2007, S.M. El Rey le concedió, a propuesta del Consejo de Ministros, previa petición del Presidente del Gobierno, la Gran Cruz del Mérito Civil por su especial contribución al Buen Gobierno Empresarial y a la Responsabilidad Social de la Empresa. Es Comendador del Wissam Al-Alaoui de la Orden del Trono de Marruecos y Oficial del Wissam Al-Alaoui de la Orden del Trono de Marruecos [1].

La defensa de Internet no está reñida con la defensa de los derechos de los autores.

[1]http://santiagodemunck.blogspot.com/2010/11/aldo-olcese-una-anecdota-sobre-el.html

Fuente: Res S@stenible.


Debian 6 será publicada con un kernel Linux totalmente libre.

17/12/2010

Parece ser que la campaña !Sé Libre! esta dando frutos, para fomentar el desarrollo de distribuciones 100% libres. EL proyecto Debian ha estado trabajando durante los dos últimos ciclos de liberación para eliminar firmware “no libre” del kernel Linux que distribuyen. En la versión 6, “squeeze”, el kernel publicado no contendrá partes de cogido “no libre”.

El proyecto Debian ha estado trabajando en la eliminación de firmware no libre del núcleo Linux que viene con Debian para los ciclos de liberación de los dos últimos. En el momento de la liberación de Debian 4.0 “Etch” y 5.0 “Lenny”, sin embargo, aún no era posible el envío de kernels de Linux con firmware no-libre.

No obstante, se ha trabajado con el desarrollo de un kernel libre gracias al trabajo del equipo del núcleo de Debian y varios desarrolladores de Linux contra la corriente. Estamos orgullosos de anunciar que, a lo mejor de nuestro conocimiento, todos los problemas se resuelven y que seremos capaces de ofrecer un núcleo de Linux que es totalmente libre de acuerdo con las Directrices de Software Libre de Debian (DFSG), con Debian Squeeze. Por la presente, reafirmamos el Software Libre como una de nuestras prioridades, tal como se documenta en el Contrato Social de Debian.

De conformidad con el Contrato Social de Debian, reconocemos que algunos usuarios requieren el uso de obras que no se ajusten a las DFSG y que dichas obras podrían incluir firmware no-libre. Por el momento, hemos añadido a la “no libre” espacio de nuestros archivos de imágenes alternativas de instalación y los paquetes adicionales de Debian Squeeze, que incluyen firmware no-libre necesario para que las piezas específicas de hardware. No son parte de Debian, que debe ser buscada explícitamente por los usuarios interesados, y no podemos apoyarlos en la misma medida de firmware libre, ya que no tienen acceso al código fuente correspondiente. Animamos a los fabricantes de hardware para la liberación del firmware sólo DFSG-libre y no podemos aceptar otro tipo de firmware, como parte de Debian.

¿Y que mas trae Debian 6.0 ?

Además Debian 6.0 ya incluye el Centro de Software de Ubuntu.

Esta disponible tanto en el repositorio Experimental como en las ramas de desarrollo Sid y Squeeze, que de momento aún está en pruebas, pero que dentro de poco será la nueva versión estable de esta veterana distribución.

La duda que se me viene a la mente es ¿Los Debianeros estarán de acuerdo con ésta decisión?

Esto teniendo en cuenta que la mayoria de los usuarios de Debian no quieren saber nada con Ubuntu.

Algo muy interesante es que se añadió compatibilidad con la plataforma Marvell’s Orion.

Específicamente, Debian GNU/Linux 6.0 permite usar los siguientes dispositivos basados en la plataforma Orion:

  • QNAP Turbo Station (TS-109, TS-209, TS-409),
  • HP mv2120
  • Buffalo Kurobox Pro

Ahora se puede usar la plataforma Versatile que se emula con QEMU.

Esta nueva versión de Debian trae de nuevo muchos más programas que su predecesor lenny; la distribución incluye más de 10352 paquetes nuevos, para un total de más de 29050 paquetes. La mayor parte de los programas que se distribuyen se han actualizado: más de 15436 paquetes de programas(corresponde a un 67% de los paquetes en lenny).

También se han eliminado por varios motivos un número significante de paquetes (más de 4238, 18% de los paquetes en lenny).

Las siguientes son las arquitecturas compatibles en Debian GNU/Linux squeeze:

  • Intel x86
  • SPARC
  • PowerPC
  • MIPS
  • Intel Itanium
  • S/390
  • AMD64
  • ARM EABI

Fuente: Debian


La campaña “Teclas Justas” denuncia la explotación laboral en la industria electrónica.

12/12/2010

SETEM y otras cinco ONG piden 10.000 firmas para instar a las universidades y centros educativos europeos a exigir a sus proveedores el respeto de los derechos laborales.

SETEM y otras cinco organizaciones europeas (WEED, Alemania; Südwind Agentur, Austria; EAP, República Cheka; Somo, Holanda; KARAT, Polonia) han lanzado la campaña internacional “Teclas Justas” (Procure IT Fair) con el objetivo de denunciar que miles de personas trabajadoras del sector electrónico de todo el mundo encaran cada día jornadas laborales interminables, están expuestas a productos químicos, sufren abusos y tienen sueldos insuficientes para llevar una vida digna.

El sindicalista malayo Balakrishnan Nadeson afirma: “Lo importante es que haya trabajo decente en cualquier parte del mundo. Mientras haya personas que deben estar 12 horas al día derechas y que no pueden sentarse en ningún momento o ir al lavabo, este tipo de cosas necesitan ser denunciadas para parar este sistema que deshumaniza a la persona”.

Esta campaña “Procure IT Fair – Teclas Justas” se basa en el poder de compra de la administración pública como herramienta para el cambio. Así, SETEM y el resto de ONG intentan conseguir más de 10.000 firmas para hacerlas llegar a universidades de toda Europa y así poder instar a sus responsables a que incluyan criterios sociales a sus procesos de contratación. Se busca también la aprobación de una resolución en las universidades y centro educativos para garantizar la responsabilidad social en la compra de ordenadores.

Más información: www.teclasjustas.com


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.